MENU

Endodoncia

Una vez la caries empieza a deteriorar el diente, si no tomamos a tiempo las medidas necesarias para eliminarla porque el paciente no se ha dado cuenta de ella, que ya es raro, o no le duele y no le presta la debida atención, va evolucionando hasta que el nervio se ve afectado, manifestando desde unas molestias a los cambios de temperatura hasta producir un fortísimo dolor de manera espontánea.

La Endodoncia es una disciplina que cuando llega este momento puede todavía conservar el diente extrayendo de su interior el nervio, con lo que calma el dolor y mantiene la pieza en las arcadas para que después de un tratamiento conservador o una funda, si está muy estropeado, mantenga sus funciones.

En otras ocasiones, si este nervio no se extrae a tiempo, sufre una necrosis y se infecta. Haciendo un buen diagnóstico aún se puede curar el diente, con lo que evitamos la extracción, aunque el tratamiento se complica.

Recuerde que cuanto más precozmente se detecta y se trata una caries menos material dental se pierde, con lo que el diente no sufre tanto y el pronóstico de su conservación es más favorable.